Corazones mecánicos, la eficaz alternativa al trasplante cardíaco

El Hospital Universitario de Bellvitge es el centro que más asistencias ventriculares de larga duración ha realizado en España durante 2017.

En España, más de 8.000 pacientes se han beneficiado de un trasplante cardíaco desde la primera intervención de este tipo que se hizo en 1984, en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, en Barcelona. De ahí, a los últimos datos publicados por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), que ha contabilizado en 304 el total de trasplantes de este tipo realizados en España en 2017, lo que ha supuesto un incremento del 8% con respecto al 2016.

Además de estos crecientes datos, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha observado como en la última década se han empleado otros sistemas como alternativas al trasplante para aquellos pacientes que, debido a su gravedad, precisan una solución con urgencia y no pueden permanecer en listas de espera.

El Hospital Universitario de Bellvitge ha colocado un total de ocho asistencias ventriculares de larga duración en 2017, de los 15 dispositivos de este tipo que se han implantado en toda España

Es el caso de los sistemas artificiales de bombeo de sangre, también llamados asistencias ventriculares o, de manera más popular, ‘corazones mecánicos’. Estos mecanismos, implantados en los pacientes a través de la correspondiente intervención quirúrgica, tienen como fin sustituir la función del corazón y sirven como puente al trasplante a personas convalecientes de insuficiencia cardíaca avanzada.

Dentro de todos los centros que realizan este tipo de implantaciones, destaca uno en particular. Este es el Hospital Universitario de Bellvitge (Hospitalet de Llobregat, Barcelona), centro hospitalario que ha colocado un total de ocho asistencias ventriculares de larga duración en 2017, de los 15 dispositivos de este tipo que se han implantado en toda España.

RESULTADOS SIMILARES A LOS TRASPLANTES

Los profesionales sanitarios han identificado estos dispositivos como alternativas potenciales a los trasplantes “por los buenos resultados”. Así lo entienden desde el Área de Corazón del Hospital de Bellvitge, quienes han precisado que se trata de “sofisticadas bombas que llevan la sangre del ventrículo izquierdo del corazón a la arteria aorta, alimentadas mediante una conexión a unas baterías externas”.

Este tipo de dispositivos se están convirtiendo en una “alternaiva al tratamiento de la insuficiencia cardíaca” debido a que se están reduciendo las donaciones de corazón por el descenso de los accidentes de tráfico

Además de poder implantarse de manera temporal, los facultativos han asegurado que igualmente pueden implantarse de manera definitiva “a personas para las que el trasplante está contraindicado, y que no tendrían ninguna expectativa de vida sin la existencia de este dispositivo”. En este sentido, sostienen que los resultados son “similares” a los de los trasplantes convencionales.

En la misma línea se ha expresado el doctor Nicolás Manito, jefe de la Unidad de Insuficiencia Cardíaca y Trasplante Cardíaco del Hospital Universitario de Bellvitge. Este profesional sanitario ha destacado que debido a que “se están reduciendo las donaciones de corazón y se necesita una alternativa para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca”, los datos del incremento de estos dispositivos “son muy alentadores”. De hecho, incluso ha llegado a afirmar que el trasplante “acabará quedando como una opción muy secundaria”.

Igualmente, el doctor Javier Segovia, presidente de la sección de Insuficiencia Cardíaca de la SEC, así lo considera. En unas declaraciones realizadas el pasado verano en Valladolid manifestó que se prevé que el uso de este tipo de asistencias en España “vaya aumentando de forma considerable en los próximos años”, hasta el punto que ha vaticinado que “es previsible que se iguale o supere el número de trasplantes, como ya ha ocurrido en Estados Unidos desde hace dos años”.

DATOS NACIONALES Y MUNDIALES

Desde 2006 se han beneficiado de estos dispositivos más de 10.000 enfermos en todo el mundo, logrando una supervivencia del 80% durante el primer año y del 70% dos años después de la intervención

Mientras que en estos años se ha reducido el número de donaciones de corazón, principalmente por la reducción de los accidentes de tráfico, ha aumentado la aplicación de estos corazones mecánicos. Según datos de The Interagency Registry for Mechanically Assisted Circulatory Support, desde 2006 se han beneficiado de ellos más de 10.000 enfermos en todo el mundo, logrando una supervivencia del 80% durante el primer año y del 70% dos años después de la intervención.

El Dr. Manito, del Hospital Universitario de Bellvitge, ha informado de los datos de implantación de asistencias mecánicas de larga duración. Así, mientras en Estados Unidos se implantaron más de mil el año pasado, en España tan sólo se han registrado una decena de estas intervenciones. El motivo, según este profesional sanitario, “por los altos índices de donaciones registrados” hasta ahora.

Con motivo del liderazgo nacional del Hospital de Bellvitge en este tipo de asistencias, anualmente celebra el Curso Internacional de Asistencia Circulatoria Mecánica y nuevas tecnologías en la insuficiencia cardíaca avanzada, que en 2018 ha cumplido su séptima edición. En estas jornadas, expertos nacionales e internacionales han debate sobre diversos casos clínicos y han presentado las últimas novedades sobre la implantación y manejo de este tipo de dispositivos.

FUENTE: https://www.consalud.es/saludigital/99/corazones-mecanicos-la-eficaz-alternativa-al-trasplante-cardiaco_47386_102.html

Carnet de Donante ¡Solicítalo ya!

Facebook

Instagram

You Tube

Ver vídeos

Twitter