La laparoscopia mejora los resultados en trasplante de hígado de vivo

El abordaje laparoscópico para la extracción de injerto de donante vivo presenta menos complicaciones y de menor gravedad, según una investigación la Clínica Universidad de Navarra.



La extracción del injerto de hígado de un donante vivo mediante laparoscopia presenta menos complicaciones y de menor gravedad que cuando esta misma intervención se realiza con cirugía abierta. Es la principal conclusión de un estudio comparativo preliminar desarrollado por especialistas del Área de Cirugía Hepatobiliopancreática y de la Unidad de Hepatología de la Clínica Universidad de Navarra.



El equipo de cirujanos del centro hospitalario experto en trasplantes hepáticos es pionero en la utilización del abordaje laparoscópico en la extracción de la porción de hígado (injerto) necesaria para un trasplante hepático cuando se trata de un donante vivo. Los resultados de la investigación se han publicado recientemente en Transplantation.



Polémica
Debido a la controversia suscitada en el ámbito científico por el uso de la laparoscopia para esta indicación, los especialistas de la clínica decidieron realizar un estudio comparativo en el que se evaluasen y comparasen las complicaciones surgidas en el donante como consecuencia de la utilización de uno u otro abordaje. Con esta intención, en el análisis han comparado los resultados de la intervención con abordaje laparoscópico total realizado en cinco pacientes consecutivos, respecto a los obtenidos en los últimos diez donantes operados con cirugía abierta convencional en el mismo centro hospitalario y por el mismo equipo médico.



Los resultados del estudio son muy elocuentes, según indica el autor principal del artículo, Fernando Rotellar, especialista en Cirugía General y Digestiva de la clínica: “En los cinco donantes consecutivos analizados se completó un procedimiento laparoscópico puro. Todos los aloinjertos (tanto los procedentes de cirugía abierta como los adquiridos por laparoscopia) fueron trasplantados con éxito con buena función del injerto”.



Es llamativo cómo el número de complicaciones a corto plazo (< 3 meses) fue menor en los donantes intervenidos con laparoscopia, en una relación de 1 a 6, y además con una gravedad menor en los casos de este abordaje mínimamente invasivo. A largo plazo (6-12 meses), esta proporción pasa a ser de 1 a 12.


Técnica quirúrgica
El trasplante de hígado de donante vivo constituye una fuente alternativa de órganos para pacientes con enfermedad hepática terminal. Según advierte Fernando Pardo, director de Servicio de Cirugía Hepatobiliopancreática y Trasplante, a pesar de los avances técnicos de la cirugía, “las tasas de morbilidad o complicaciones en los donantes siguen siendo significativas y constituyen, obviamente, la principal preocupación de todos los involucrados en el proceso de donación en vida”.



Con el fin de evitar al máximo los riesgos de la intervención, en los últimos tiempos se han introducido determinadas mejoras en la técnica quirúrgica; la principal, la incorporación del abordaje laparoscópico. Los primeros casos documentados de aplicación de la laparoscopia en donante vivo de hígado fueron en 2002 siempre dirigidos a receptor pediátrico. En este tiempo, aducen los especialistas, se han publicado muy pocos casos para receptor adulto. Por este motivo -añaden-, “las tasas de morbilidad de este enfoque mínimamente invasivo y cómo se comparan con los resultados del enfoque abierto aún no se han determinado”.



“En este trabajo nos hemos centrado en estudiar los resultados en el donante y especialmente de las complicaciones a corto y largo plazo medidas por el CCI (escala de medición de complicaciones)”, señala Rotellar. “Hemos comparado esta serie laparoscópica con nuestros 10 casos inmediatamente anteriores de hepatectomía derecha abierta con el fin de determinar las posibles ventajas e inconvenientes del abordaje laparoscópico en comparación con el enfoque abierto tradicional”.



De la experiencia de los especialistas de la Clínica se concluye que la hepatectomía derecha con técnica laparoscópica total para donación de injerto para trasplante de hígado “es un procedimiento factible que aporta seguridad al donante. Otras futuras series comparativas podrán respaldar nuestros hallazgos preliminares de reducción de la incidencia y gravedad de las complicaciones en comparación con el abordaje abierto”.



FUENTE: http://trasplantes.diariomedico.com/2016/12/12/area-cientifica/especialidades/trasplantes/la-laparoscopia-mejora-los-resultados-en-trasplante-de-higado-de-vivo

Carnet de Donante ¡Solicítalo ya!

Facebook

Instagram

You Tube

Ver vídeos

Twitter