Los órganos no van al cielo

La donación de órganos debería ser parte de una cultura colectiva que promueva esta práctica como lo que es: uno de los actos más valiosos de solidaridad. Solo así se puede atenuar la angustia de más de 11 mil personas que hoy en el país dependen de un donante de órganos o tejidos para seguir con vida.

Para ellos y sus familiares la espera dentro de un listado, que crece día a día, se torna dramática y desesperanzadora frente al desplome progresivo de las tasas de donación en Catamarca. En esta semana la comunidad se mostró conmovida con el caso de la beba Sofía Macagno, quien padece atresia biliar, una afección hepática congénita, que por estas horas la mantiene en el hospital Garrahan a la espera de un trasplante de hígado. Sin embargo, esa conmoción no llega a plasmarse en la práctica, puesto que en los registros del INCUCAI nuestra provincia está muy lejos de realizar un aporte relevante en la estadística nacional.

En contrapartida, y pese al profundo dolor que los invade, Alexis y Mariana, los padres de Sofía, llaman a la conciencia de los catamarqueños a sumarse a la corriente nacional que mostró en 2016 una disminución en la tendencia a la negativa a la donación: en nuestro país se realizó un trasplante de órganos cada cinco horas. Los 109 trasplantes cardiacos realizados representan la cifra más alta registrada en nuestro país en este tipo de intervenciones.

Además, se concretaron 515 donaciones y se alcanzó una tasa de donantes por millón de habitantes (PMH) de 11,81 en el país. Sin embargo, no podemos gozar de este incremento porque Catamarca no realizó un aporte significativo a esta estadística, muy por el contrario, se mantuvo lejos de las provincias con mayor cantidad de donantes. Éstas fueron la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con 25,82; Mendoza con 20,45; Entre Ríos con 18,73 y Tucumán con 17,97.

Del total de 1.687 trasplantes, 1.121 fueron renales (740 con donante fallecido y 381 con donante vivo), 349 hepáticos (312 con donantes fallecidos y 37 con donante vivo), 109 cardíacos, 46 renopancreáticos, 33 pulmonares, 17 hepatorenales, 4 intestinales, 4 cardiorenales, 2 pancreáticos, 1 cardiopulmonar y 1 cardiohepático. Además, se realizaron 937 trasplantes de córneas.

Los establecimientos con mayor cantidad de donantes de órganos en el país en 2016 fueron el Hospital Ángel Cruz Padilla de Tucumán con 26 donantes; el Hospital Central de Mendoza con 18 donantes; el Hospital Zonal General de Agudos Simplemente Evita de González Catán, el Hospital de Emergencia Dr. Clemente Álvarez, el Hospital San Martín de Entre Ríos y el Hospital Escuela de Agudos Dr. Ramón Madariaga, éstos últimos con 16 donantes.

¿Cómo ser donante? Es un trámite simple y hay varias maneras: todo ciudadano mayor de 18 años puede registrarse como donante, ingresando al sitio web www.incucai.gov.ar, llamando a la línea gratuita 0800 555 4628, asentándolo en el momento de tramitar el DNI en los Registros Civiles, o bien firmando un acta de expresión de voluntad en el INCUCAI o en los organismos jurisdiccionales de todo el país.

El desafío está planteado, debemos aprender que un hecho trágico puede convertirse en horas en afortunado. Las situaciones límites suelen poner a prueba a los seres humanos. A veces éstas vienen acompañadas por el profundo dolor de haber perdido a un ser querido. Decidir en un instante la donación de los órganos despierta seguramente sentimientos encontrados, pero en algunos casos el deseo de ser solidarios con aquellos cuya vida pende de un hilo, prevalece.

La donación de órganos es un maravilloso gesto de solidaridad individual y colectiva. En Catamarca, sin embargo, ha disminuido el porcentaje de personas dispuestas a donar.

FUENTE: http://www.elancasti.com.ar/opinion/2017/2/5/organos-cielo-325073.html

Carnet de Donante ¡Solicítalo ya!

Facebook

Instagram

You Tube

Ver vídeos

Twitter