¿Por qué deberías ser donante de órganos si eres deportista?

Carol Álvarez  27 enero, 2020  Hábitos saludables

Has trabajado muy duro para un cuerpo que recibe aprobación en tu examen físico anual. A pesar de lo difícil que es pensar en las circunstancias que llevarían a la donación de tus órganos, tu aptitud para el deporte te convierte en un candidato perfecto para hacerlo. Si has estado cerca de ser un donante de órganos (o simplemente no te lo has planteado aún), hoy te contamos tres razones por las que ser deprotista aumenta tus posibilidades de ayudar a las personas si sucede lo peor.

Tu corazón es fuerte. Los médicos dedicados a la donación de órganos, ocasionalmente pueden decir si un donante era un atleta de resistencia debido a la forma lánguida que latirá el corazón cuando se les realiza una evaluación ultrasonido para ver si es un órgano óptimo para el paciente.

Tu hígado es de primera categoría. El ejercicio rutinario mantiene a tu hígado sano. Se estima que entre el 30 y el 40% de los adultos de Estados Unidos tienen enfermedad del hígado graso no alcohólico, lo que puede conducir a insuficiencia hepática y fallo en etapa avanzada. Según una revisión de 2014, publicada en el World Journal of Gastroenterology, esta tendencia al alza afecta significativamente al grupo de donantes de hígados viables. Montar en bicicleta disminuye el riesgo de hígado graso, lo que significa que los ciclistas pueden tener hígados que estén en mejor forma que los sedentarios.

No obstante, hay deportes que hacen que los atletas sean susceptibles a las lesiones en la cabeza. Una revisión de 2019, publicada en el American Journal of Sports Science, descubrió que el ciclismo y el fútbol tienen el mayor número de lesiones en la cabeza reportadas debido a actividades relacionadas con el deporte en los Estados Unidos. Y, por terrible que sea esta verdad, las personas con lesiones traumáticas en la cabeza son candidatos ideales para la donación de órganos. Los órganos no pueden permanecer viables fuera del cuerpo por más de unas pocas horas. Cuando un paciente tiene muerte cerebral pero su corazón todavía está bombeando, los órganos pueden permanecer en el cuerpo durante más tiempo y los equipos de trasplante tienen más tiempo para encontrar coincidencias. Además, estos donantes suelen estar sanos hasta el momento de su lesión.

¿Cómo convertirse en un donante de órganos?

  1. Visita www.incortrd.com/haztedonante, donde puedes averiguar cómo registrarte.
  2. Completa el formulario, que generalmente lleva menos de cinco minutos.
  3. Habla con tu familia sobre tu elección. Informar a tus seres queridos sobre tus deseos facilita las decisiones difíciles, en caso de que tengan que tomar decisiones sobre tu atención.

FUENTE: https://lifestyle.fit/salud/habitos-saludables/donante-organos-deportista

Carnet de Donante ¡Solicítalo ya!

Facebook

Instagram

You Tube

Ver vídeos

Twitter