Primer trasplante en España de corazón de un donante en parada cardiorrespiratoria y no en muerte cerebral

La técnica, utilizada por el hospital madrileño Puerta de Hierro, permitirá aumentar el número de órganos disponibles.

Profesionales del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda (Madrid) han realizado el primer trasplante en España de un corazón procedente de un paciente muerto por parada cardiorrespiratoria. Hasta la fecha, todas las donaciones de corazón en España procedían de personas en muerte cerebral. Esta nueva técnica, que ya se utilizaba en cuatro países, puede acortar la lista de espera de corazones. “Se ha trasplantado de esta manera sobre todo en Australia y Reino Unido, Bélgica ha registrado tres casos y Estados Unidos empezó hace dos meses, casi a la vez que España. Podemos decir que estamos en la vanguardia”, afirma la directora general de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez-Gil.

“El 24 de enero cambió mi vida. Fue un día muy traumático y largo”, cuenta el trasplantado Jorge Washington. Tiene 60 años y fue transportista de camiones y furgonetas hasta que hace tres años su dolencia cardíaca le apartó del trabajo, que exigía “mucho esfuerzo físico”. Hace seis meses ingresó en la lista de espera de trasplantes y su calidad de vida empeoró. “Pasaba más tiempo hospitalizado que en casa. Apenas podía dar dos pasos”, cuenta Washington. Así que no dudó cuando le hablaron de un nuevo procedimiento. “Los doctores me lo contaron muy bien y confié en ellos”, prosigue. En dos o tres semanas le darán el alta y solo aspira a tener “una vida normal, tomarme un cafetito, dar un paseo, tomar un autobús u otro para ver cosas…” Y cuando se encuentre más recuperado, viajará a Barcelona a ver a sus nietas.

La donación de órganos de personas muertas tras una parada cardiorrespiratoria, o donación en asistolia controlada, ha sido la principal forma de expansión de la actividad de donación y trasplante de hígado, riñones y tejidosen los últimos años en España, hasta llegar a un tercio de las 749 donaciones totales en 2019, según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). Sin embargo, hasta ahora, se consideraba que el corazón de una persona fallecida en estas circunstancias no era apto. “Es muy sensible al envejecimiento. Las coronarias se deterioran mucho”, explica Domínguez-Gil. 

En los últimos años, tanto en Australia como en Europa se han realizado más de 120 trasplantes de corazón tras parada cardiorrespiratoria. En estos casos el órgano, una vez extraído, se recuperaba en una máquina de perfusión antes de implantarlo. En Puerta de Hierro, el corazón del paciente fallecido fue recuperado antes de su extracción gracias a una máquina de circulación extracorpórea (ECMO), que mantiene el órgano oxigenado y en funcionamiento. Una vez confirmada la buena función, el corazón fue extraído e implantado en el receptor. En los donantes de muerte cerebral el corazón sigue latiendo, mientras que en los cardiorrespiratorios no y eso generaba mucha incertidumbre sobre el estado del órgano. La máquina actual valida que está en buenas condiciones. Solo se aceptan corazones de donantes jóvenes que no tuvieron patologías cardíacas.  

Emoción en el #HUPH cuando el doctor Alberto Forteza, jefe de Cirugía Cardíaca del centro, muestra el momento en que el corazón vuelve a latir y está listo para ser trasplantado336:30 – 17 feb. 2020Información y privacidad de Twitter AdsVer los otros Tweets de ONT

El uso de la ECMO para la recuperación del corazón puede suponer un ahorro de costes con respecto a las técnicas utilizadas en otros países, además de permitir una evaluación del corazón más completa, según la Comunidad de Madrid. Este procedimiento ha sido realizado con éxito previamente solo en cuatro ocasiones en el resto del mundo. 

Domínguez-Gil relata que el hospital de Bellvitge, en Barcelona, también ha logrado que la Comisión de Trasplantes del Sistema Nacional de Salud valide su protocolo para esta operación. En un plazo de tiempo corto se confía en que se sumen otros hospitales españoles que trasplantan corazones. “Creemos que podría acortar la lista de espera de 15 a 30 personas al año. En 2019 se hicieron 300 trasplantes de corazón y aguardan 20 niños y 149 adultos”, enumera la directora general. El certificado de fallecimiento de un paciente donante de órganos debe ir firmado por tres médicos distintos de los que vayan a realizar la extracción o el trasplante.

Desde el inicio del programa de trasplante cardíaco en el Puerta de Hierro, en 1984, se han realizado 945 trasplantes cardíacos, situándose como el hospital español con más implantes realizados. Este centro fue de los primeros en España en implantar el programa de donación en asistolia controlada, en 2012. Desde entonces, se han registrado 80 donantes con este procedimiento.

FUENTE: https://elpais.com/sociedad/2020/02/17/actualidad/1581943809_216666.html

Carnet de Donante ¡Solicítalo ya!

Facebook

Instagram

You Tube

Ver vídeos

Twitter