Sanidad diseña un plan nacional de trasplantes postCovid-19 sobre 3 ejes

Cualquier sospechoso de padecer coronavirus será descartado como donante incluso si la PCR es negativa.

La actividad de donación y trasplante de órganos se ha visto golpeada con fuerza durante la pandemia de coronavirus Covid-19. De 16 trasplantes al día de media, se pasó pasó a menos de uno.Estas cifras han comenzado a mejorar a medida que la presión asistencial a causa del coronavirus ha disminuido en los hospitales, pero la Organización Nacional de Trasplante (ONT) quiere que el modelo español de trasplantes, de reconocida valía internacional, recupere todo su esplendor y para ello está trabajando en un plan especial postCovid de reactivación.

La directora de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, ha desarrollado el contenido del plan a Redacción Médica, especificando que se sustenta en tres pilares fundamentales. El primero de estos pilares es la “recuperación progresiva de los programas“. Domínguez-Gil explica que en los peores momentos de la crisis la actividad de trasplante y donación bajó mucho por dos motivos. El primero, que loshospitales y las UCI se tenían que volcar con la asistencia a pacientes con coronavirus. “Es en la UCI donde se llevan a cabo las operaciones de trasplante y donación y era muy complicado desarrollar estos momentos en los peores momentos de la pandemia”, explica. 

El segundo, el temor de que el paciente trasplantado se contagiase. “Tenemos datos que apuntan a que la infección en pacientes trasplantados es más grave que la infección en la población general”, apunta. Es por ello que se tomó la decisión de que en las semanas más críticas se priorizasen los trasplantes urgentes, aquellos que no podían esperar, y se aplazaron los demás. Antes de llevar a cabo un trasplante o donación, “se hacía una evaluación individualizada de la situación del paciente y del hospital“. 

Pues bien, lo que pretende el primer pilar de este plan es recuperar la actividad de los programas de donación, sobre todo en aquellos lugares más golpeados por la pandemia -en otros, donde la pandemia ha sido más leve, como Cantabria o Asturias, la actividad ha continuado prácticamente con normalidad, señala-. Esta recuperación de programas implica que vuelva la actividad donante en la sanidad privada. “Se van a ir recuperando los programas del plan estratégico, incluyendo la colaboración con la sanidad privada. Su hoja de ruta será reactivada en los próximos meses por parte de las comunidades autónomas“, afirma. 

Protocolo de seguridad

El segundo de los pilares del plan tiene que ver con el protocolo de seguridad, que pretende adaptar la actividad en trasplantes y donación a la situación pandémica actual. “Nuestro primer protocolo se emitió el 23 de enero para la evaluación de donantes y receptores respecto a la patología Covid-19. Con el paso del tiempo se han ido actualizando. En el plan PostCovid se plantea la valoración de donantes y receptores respecto a la información que tenemos ahora sobre el virus“.

En este sentido, se establece que cualquier donante sospechoso de tener coronavirus, incluso si su PCR da negativo, es descartado del proceso. Si da positivo en la PCR, por supuesto, también es desacartado. 

Si un donante ha padecido el Covid, deberán haber pasado tres semanas desde la curación de los síntomas y debe dar negativo en la prueba PCR. A todos los donantes se les realizará la prueba PCR. El transplantado también debe someterse a esta prueba. El objetivo de este protocolo es garantizar la seguridad en el proceso. 

En este segundo pilar, la ONT también plantea seguir estudiando si el coronavirus se transmite por trasplante,algo que a día de hoy se desconoce. La organización está analizando la evolución de la infección en pacientes trasplantados. En el apartado de seguridad también se prevé adaptar los programas de registros y auditorías a los nuevos retos de la crisis sanitaria.

Refuerzo del modelo de trasplantes

La tercera pata del plan va destinada areforzar la red de trasplantes. “Dotarla de recursos adecuados y darle el valor que merece”, apostilla Domínguez-Gil. “Los profesionales que trabajan en críticos se han visto muy sobrepasados por la crisis. No solo por el Covid sino por esta actividad. Hace falta reforzar el modelo“. 

La directora de la ONT tiene claro que “el Covid lo ha cambiado todo” y que, por tanto, “el programa de donación y trasplantes se verá afectado. Hemos tenido que adaptar nuestras formas de trabajar”. No obstante, asegura que se sienten “capaces de recuperar nuestro programa y volver a la actividad previa a la crisis”.

FUENTE: https://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/sanidad-disena-un-plan-nacional-de-trasplantes-postcovid-19-sobre-3-ejes-6555

Carnet de Donante ¡Solicítalo ya!

Facebook

Instagram

You Tube

Ver vídeos

Twitter