Su bebé morirá al nacer y la madre decide donar los órganos a otros recién nacidos

No importa cuántos hijos tenga una pareja, recibir la noticia que un nuevo miembro llegó a la familia, es motivo de alegría e ilusión. Esto es lo que pasó con Hayley y Scott Matin padres de tres hijos que se encontraban feliz por la noticia que un cuarto bebé venía en camino.

Sin embargo, la alegría por la llegada de este ser, pasó a una entristecedora noticia, el día que llegaron al consultorio para el respectivo control y una ultrasonografía para conocer el sexo del bebé.

Hayley llegó acompañada de su esposo para el chequeo de los cinco meses, su visita era de mucha ilusión porque sabrían el sexo del bebé, pero, la noticia fue otra, su hijo no sobreviviría después del embarazo. El diagnóstico: agnesia renal bilateral, un trastorno genético.

Para la pareja recibir una noticia de tal magnitud, fue como un balde de agua bien helada, ambos reconocen que fue un momento muy doloroso para la familia.

Podría interesarle: La historia del nacimiento del primer bebé en el mundo de una madre con muerte cerebral y conectada a un pulmón artificial

“Fuimos a casa esa noche y no pudimos decir una palabra el uno al otro. Sentí que me estaba ahogando, Hayley subió las escaleras y se dejó caer en la cama, tumbada en la oscuridad” comentaron a Daily Mail Online.

El diagnóstico describía que el bebé no tenía riñones o vejiga y no estaba suficientemente rodeado por el líquido amniótico provocando unos pulmones poco desarrollados, por lo que los médicos les explicaron que el bebé sufriría un paro respiratorio al nacer; un diagnostico terminal.

Esto llevó a los doctores a sugerirles evitar el trauma del nacimiento, pero Hayley decidió llegar hasta el final de su embarazo para que los órganos de su bebé sean donados a recién nacidos que necesiten trasplantes.

Decisiones del alma
Hayley Martin dijo en unas declaraciones el pasado 17 de diciembre al periódico digital inglés Daily Mail Online: “Nuestro hijo va a morir sin importar nada, pero si podemos tratar de salvar a otra persona del dolor por el que estamos pasando, todo valdrá la pena”.

La madre será inducida para dar a luz y para que la promesa de donar los órganos sea posible, el bebé debe nacer con un peso de 5.5 libras, de ser así, los órganos candidatos a donación son las válvulas cardíacas, las células hepáticas y el páncreas.

También: Mujer es madre de una bebé un año menor que ella

El plan es que los órganos donados llevarán una carta para los receptores con palabras de agradecimiento por ayudar a que su hija pueda vivir. Una decisión nada fácil, pero ambos creen que es la correcta, consideran que una parte de su bebé vivirá en otra persona.

Hayley Martin también prometió que luego del parto y estabilizarse donaría uno de sus riñones, ya que su bebé nacería sin uno para hacerlo. “Este es un regalo de Navidad para otros bebés”. Dijo la joven madre.

Es imposible no sentir dolor
Hayley es madre de tres, y admite que cuando piensa en que perderá a su cuarto bebé se molesta. “No puedo evitar desmoronarme y llorar, sobre todo cuando extraños me felicitan en los supermercados o tiendas” dijo al medio digital.

La bebé puede nacer con pocos minutos de vida o morir por paro respiratorio durante el parto; los médicos esperan que los padres puedan tener por un momento a su hija mientras esté viva al nacer.

“Incluso si solo consigo un segundo de ella abriendo sus ojitos y mirándome, ese sería un momento que nadie nunca podría quitarme”, expresó la madre.

FUENTE: http://www.elsalvador.com/vida/amor-y-familia/434664/su-bebe-morira-al-nacer-y-la-madre-decide-donar-los-organos-a-otros-recien-nacidos/

Carnet de Donante ¡Solicítalo ya!

Facebook

Instagram

You Tube

Ver vídeos

Twitter