La confidencialidad en la donación de órganos

La divulgación de datos personales atenta contra el espíritu de la donación de órganos provenientes de donantes fallecidos, que es anónima, voluntaria, altruista y desinteresada.

A nivel mundial y en nuestro país, existe una regulación específica respecto a la confidencialidad en la donación de órganos y tejidos provenientes de donantes fallecidos, sobre la identidad del donante y receptor.

En nuestra ley 329-98, que regula la donación y legado, extracción, conservación e intercambio para trasplante de órganos y tejidos humanos, en su Art.13 – Párrafo IV cita lo siguiente:

«Deberá garantizarse el anonimato del donante y del receptor, evitando cualquier información que relacione directamente la extracción y el ulterior injerto o implantación».

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Compartir
Sé un héroe, ayuda a salvar vidas Quiero ser donante de órganos y tejidos